TLAXCALA تلاكسكالا Τλαξκάλα Тлакскала la red internacional de traductores por la diversidad lingüística le réseau international des traducteurs pour la diversité linguistique the international network of translators for linguistic diversity الشبكة العالمية للمترجمين من اجل التنويع اللغوي das internationale Übersetzernetzwerk für sprachliche Vielfalt a rede internacional de tradutores pela diversidade linguística la rete internazionale di traduttori per la diversità linguistica la xarxa internacional dels traductors per a la diversitat lingüística översättarnas internationella nätverk för språklig mångfald شبکه بین المللی مترجمین خواهان حفظ تنوع گویش το διεθνής δίκτυο των μεταφραστών για τη γλωσσική ποικιλία международная сеть переводчиков языкового разнообразия Aẓeḍḍa n yemsuqqlen i lmend n uṭṭuqqet n yilsawen dilsel çeşitlilik için uluslararası çevirmen ağı la internacia reto de tradukistoj por la lingva diverso

 21/07/2018 Tlaxcala, the international network of translators for linguistic diversity Tlaxcala's Manifesto  
English  
 UNIVERSAL ISSUES 
UNIVERSAL ISSUES / ¡Detengamos la violencia en Siria! ¡Evitemos la guerra!
Date of publication at Tlaxcala: 09/02/2012
Original: Gewalt in Syrien stoppen - Krieg verhindern!
Translations available: فارسی 

Llamamiento al Gobierno sirio y a la oposición armada
¡Detengamos la violencia en Siria! ¡Evitemos la guerra!

International Physicians for the Prevention of Nuclear War (IPPNW)

Translated by  Javier Fernández Retenaga

 

Desde hace semanas están aumentando las informaciones acerca de una escalada de la violencia en Siria. Según la ONU, varios miles de personas han perdido ya la vida. Y según la prensa internacional, avanzan los planes para una intervención militar occidental.

Ayer mismo, en una conferencia sobre seguridad que tuvo lugar en Munich, la Premio Nobel de la Paz yemení Tawakkul Karman reclamó que se tomen medidas a nivel internacional para proteger a la población siria ante la escalada de la violencia. Pero en su visión de la situación se pasa por alto que Rusia y China en modo alguno rechazan tales medidas. Rusia ha explicado que daría su aprobación a una resolución de la ONU en torno a Siria con la condición de que excluyera una intervención militar exterior y exigiera la renuncia a la violencia no sólo al Gobierno sirio sino también a la oposición. A diferencia de lo que se dice en los medios nacionales, la responsabilidad del fracaso de la resolución del Consejo de Seguridad no es sólo de Rusia y China, sino en buena medida de las potencias occidentales, que desde hace semanas rechazan un texto orientado de manera consecuente a la paz.

Como miembros de la Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear (también galardonada con el Premio Nobel de la Paz) estamos enormemente preocupados por el incremento de víctimas de la violencia en el país, entre ellas buen número de personas que no participan en el conflicto. También se han visto involucrados numerosos médicos y médicas, así como quienes atienden a la ingente cantidad de heridos. Como sección alemana de la AIMPGN, queremos también llamar la atención sobre un peligro aún mayor: una intervención militar occidental puede desencadenar una dinámica que alcance también a otros países como Irán, conduciendo finalmente a una conflagración en toda esta región, colindante con Europa. Y si la OTAN se implica, esto podría incluso desembocar en una confrontación abierta entre las grandes potencias nucleares.

Cada vez hay más indicios de que la lucha por la democracia y la legalidad está siendo azuzada y utilizada de manera creciente por agentes externos que actúan en su propio interés: parece evidente que no sólo el Gobierno sirio está recibiendo apoyo con armamento procedente de Rusia. También los insurgentes reciben grandes sumas de dinero de los Estados del Golfo aliados de Occidente y armas procedentes de la base de la OTAN en Incirlik, así como el apoyo de mercenarios llegados del extranjero, por ejemplo de Libia. Mucha gente en Siria, y en particular los sectores pacíficos de la oposición, piensa que de este modo se frustran las perspectivas de paz de un movimiento reformista en claro avance desde hace unos años. La consecuencia es un creciente baño de sangre entre los bandos en guerra y también un aumento de las víctimas civiles. Quien crea que es legítimo promover un “cambio de régimen” prooccidental en Damasco avivando el conflicto interno en el país, a fin de preparar el terreno para facilitar una guerra contra Irán y privar al mismo tiempo a Rusia de sus bases militares en el Mediterráneo, tendrá que aceptar la acusación de preparar una guerra subsidiaria y, por tanto, de cometer un crimen contra la humanidad.

Como miembros de la organización médica por la paz AIMPGN, apelamos por tanto: 

- a la OTAN y en particular al Gobierno alemán:
Prohíban de inmediato la distribución clandestina de armas occidentales en Siria. Manifiesten su absoluto rechazo de cualquier plan para una intervención militar en Siria. Tampoco los embargos son la solución. Busquen en vez de ello un acuerdo con todas las partes, dirigiéndose a tal fin en particular a Rusia.

- al Gobierno ruso:
Presenten de inmediato en el Consejo de Seguridad un proyecto de resolución orientado de manera consecuente a la paz. Esto comprende el rechazo a que continúe el rearme no sólo de la oposición, sino también del Gobierno sirio, y exige un mayor esfuerzo por facilitar alternativas pacíficas, como conversaciones a nivel internacional con todas las partes interesadas.

- a la Liga Árabe:
Retomen la misión de observación y refuercen sus perspectivas de éxito haciendo un llamamiento a todos los países miembros: al igual que la grandes potencias, detengan de inmediato toda actividad tendente a azuzar la violencia en Siria y en su lugar promuevan todo tipo de iniciativas para alcanzar una solución pacífica.

- al Gobierno y a la oposición sirios:
Abandonen reivindicaciones maximalistas irrealizables y acepten entablar negociaciones. Eviten así que su país se sumerja en el baño de sangre de una guerra subsidiaria estimulada por intereses externos. Pongan fin a la destrucción de la infraestructura civil de su país y a los ataques contra hospitales y personal médico.

Los médicos luchan por la paz
Pues la guerra destruye la vida y la salud.
Y la guerra destruye los derechos humanos.
La guerra no crea la paz.

Sección alemana de la Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear (AIMPGN)
Premio Nobel de la Paz, 1985

 

Para firmar la petición, pulse aquí




Courtesy of IPPNW
Source: http://www.ippnw.de/startseite/artikel/0fcaf5c248/gewalt-in-syrien-stoppen-krieg-v.html
Publication date of original article: 06/02/2012
URL of this page : http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=6795

 

Tags: SiriaOTANAlemaniaRusiaIPPNW
 

 
Print this page
Print this page
Send this page
Send this page


 All Tlaxcala pages are protected under Copyleft.