TLAXCALA تلاكسكالا Τλαξκάλα Тлакскала la red internacional de traductores por la diversidad lingüística le réseau international des traducteurs pour la diversité linguistique the international network of translators for linguistic diversity الشبكة العالمية للمترجمين من اجل التنويع اللغوي das internationale Übersetzernetzwerk für sprachliche Vielfalt a rede internacional de tradutores pela diversidade linguística la rete internazionale di traduttori per la diversità linguistica la xarxa internacional dels traductors per a la diversitat lingüística översättarnas internationella nätverk för språklig mångfald شبکه بین المللی مترجمین خواهان حفظ تنوع گویش το διεθνής δίκτυο των μεταφραστών για τη γλωσσική ποικιλία международная сеть переводчиков языкового разнообразия Aẓeḍḍa n yemsuqqlen i lmend n uṭṭuqqet n yilsawen dilsel çeşitlilik için uluslararası çevirmen ağı

 17/06/2019 Tlaxcala, the international network of translators for linguistic diversity Tlaxcala's Manifesto  
English  
 EDITORIALS & OP-EDS 
EDITORIALS & OP-EDS / Nuestra Nakba y su Independencia
Date of publication at Tlaxcala: 16/05/2019
Original: Our Nakba and their Independence
Translations available: Français 

Nuestra Nakba y su Independencia

Dareen Tatour دارين طاطور

Translated by  María Landi

 

El aniversario de la Nakba se celebra cada mes de mayo. Pero nosotr@s, l@s palestin@s de 1948[1], vivimos la memoria de la Nakba en circunstancias diferentes a las de l@s demás palestin@s.

 

Aquí, desde el interior de Israel, aunque estamos profundamente arraigados en nuestra patria, podemos escuchar las sirenas que anuncian el comienzo de la celebración para quienes nos ocuparon. Sufrimos porque nos sentimos alienadas/os en nuestro propio país; gritamos y gritamos y nadie nos escucha. Este año el Día de la Independencia de Israel se celebra el 9 de mayo (la fecha festiva sigue el calendario hebreo).

Los israelíes celebran 71 años de independencia con picnics, fiestas y fuegos artificiales. Sin embargo, las y los palestinos lloramos este día como nuestra Nakba (o catástrofe en árabe): el comienzo de la limpieza étnica, la destrucción de nuestras aldeas y la creación de una población refugiada. Si bien el Derecho Internacional considera que la ocupación israelí del territorio palestino se aplica sólo a Cisjordania, Jerusalén oriental y la Franja de Gaza, muchas y muchos ciudadanos palestinos de Israel, como yo, también consideramos que vivimos bajo ocupación.

De hecho, al final de la guerra de 1948, la población palestina que permaneció dentro de Israel vivió bajo ocupación militar formal durante dos décadas. El establecimiento de Israel se produjo mediante la destrucción de 531 localidades palestinas por las milicias sionistas y las primeras “Fuerzas de Defensa” [Ejército] de Israel.

En la zona de Acre, 30 aldeas fueron destruidas, 64 aldeas en el distrito de Ramle, 31 en Bisan, 88 aldeas cerca de Beer Sheva, 46 en Gaza, 59 aldeas en torno a Haifa, 16 en la zona de Hebrón, 25 alrededor de Jaffa, 39 cerca de Jerusalén, seis aldeas cerca de Yenín, cinco aldeas aledañas a Nazaret, 78 en las afueras de Safad, 26 cercanas a Tiberíades y 18 en la zona de Tulkarem. Es comprensible entonces que un nuevo aniversario de la Nakba sea conmemorado como aniversario del desarraigo, el desplazamiento, el terrorismo y la limpieza étnica.

Son 71 años de sufrimiento, desplazamiento, y –en el mundo− 71 años de condena internacional sin resultado. El pueblo palestino sigue siendo uno de los pocos que vive como refugiado en su propia patria. Son 71 años de negación de derechos, durante los cuales nuestra tierra ha sido colonizada en su mayor parte por personas que vinieron de todas partes del mundo, afirmando que Palestina estaba vacía según el eslogan del siglo XX: “Una tierra sin gente para un pueblo sin tierra”.
 

En memoria de la Nakba…

Los israelíes celebran su Día de la Independencia, pero esto viene con la celebración del sufrimiento de nuestros antepasados, el desplazamiento de nuestra gente y el recuerdo de las masacres perpetradas contra nosotros/as a lo largo de los años. Esta victoria se celebra a costa de lo que el movimiento sionista hizo en lo que llama su Guerra de Independencia: las milicias sionistas y más tarde el Ejército de Israel llevaron a cabo unas 70 masacres en las que murieron unas 15.000 personas, y destruyeron 531 localidades.

Más de 6.000 israelíes murieron en los combates. En el presente, apenas el pasado fin de semana, las fuerzas israelíes mataron a 24 personas en Gaza, y las palestinas a 4 israelíes. Hasta la fecha, toda la guerra de Israel ha creado una población refugiada palestina de 7 millones.

Celebrar la independencia de Israel significa celebrar a las y los palestinos que han sido encarcelados. La Oficina Central de Estadísticas de Palestina informa que desde 1967 hasta hoy, Israel ha detenido en algún momento a alrededor de un millón de palestinos. La misma Oficina calcula que desde 1948 hasta hoy, 100.000 palestin@s y árabes han sido asesinad@s en el marco del conflicto con Israel, incluyendo 20.000 personas muertas en guerras en el Líbano.

Y no se habla del número de árboles que murieron desde la Nakba de 1948 hasta hoy. La Oficina Central de Estadísticas de Palestina estima que solo desde el año 2000 fueron arrancados alrededor de un millón de árboles en tierras propiedad de familias palestinas.

La memoria de la Nakba….

La saludamos con nuestras lágrimas y reprimimos nuestros dolores y pecados. La saludamos el mismo día en que los israelíes conmemoran el establecimiento de su Estado. Lo hacemos desde las cenizas de la Nakba hasta la lucha por permanecer en nuestra tierra, por preservar nuestro patrimonio y nuestra identidad, y para confrontar una serie de leyes autoritarias y racistas.

El día de su independencia, el día de nuestra Nakba: oh, qué duro y mortal es ese día. Caminamos por las calles de nuestras ciudades y vemos las pancartas israelíes decoradas en todas partes: en nuestras escuelas, en nuestras calles, en los coches y en las gasolineras…

Estamos cansadas de esta vida y nos matan todos los días, mil veces, mientras los israelíes ondean banderas azules y blancas. Cuando les miramos, nos recuerdan a nuestros mártires, nos recuerdan a nuestros prisioneros tras las rejas. Recordamos los hogares de nuestros antepasados destruidos, conmemoramos la Nakba con una marcha de retorno y visitas a nuestros pueblos desolados, enviamos mensajes de nostalgia a los refugiados y desplazadas que esperan regresar. Renovamos su lealtad y visitamos sus aldeas destruidas. Deambulamos por el suelo de nuestros pueblos y nos sentamos en las piedras que aún quedan entre los escombros de las casas que una vez estuvieron allí. Sufrimos en silencio y con orgullo y permanecemos, a pesar de que la libertad es sólo un sueño

NdlT

[1] Se llama así la población palestina con ciudadanía israelí (un 20% de la población de Israel). Son descendientes de las y los palestinos que lograron permanecer en el país después de la Nakba.





Courtesy of Palestina en el corazón
Source: https://bit.ly/2JqCdZl
Publication date of original article: 09/05/2019
URL of this page : http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=26047

 

Tags: NakbaOcupación sionistaPalestina/Israel
 

 
Print this page
Print this page
Send this page
Send this page


 All Tlaxcala pages are protected under Copyleft.