TLAXCALA تلاكسكالا Τλαξκάλα Тлакскала la red internacional de traductores por la diversidad lingüística le réseau international des traducteurs pour la diversité linguistique the international network of translators for linguistic diversity الشبكة العالمية للمترجمين من اجل التنويع اللغوي das internationale Übersetzernetzwerk für sprachliche Vielfalt a rede internacional de tradutores pela diversidade linguística la rete internazionale di traduttori per la diversità linguistica la xarxa internacional dels traductors per a la diversitat lingüística översättarnas internationella nätverk för språklig mångfald شبکه بین المللی مترجمین خواهان حفظ تنوع گویش το διεθνής δίκτυο των μεταφραστών για τη γλωσσική ποικιλία международная сеть переводчиков языкового разнообразия Aẓeḍḍa n yemsuqqlen i lmend n uṭṭuqqet n yilsawen dilsel çeşitlilik için uluslararası çevirmen ağı

 20/02/2019 Tlaxcala, the international network of translators for linguistic diversity Tlaxcala's Manifesto  
English  
 LAND OF PALESTINE 
LAND OF PALESTINE / Los judíos en Palestina
Date of publication at Tlaxcala: 24/10/2015
Original: The Jews in Palestine
Translations available: Français  Deutsch  Italiano  عربي 

Los judíos en Palestina

Mohandas Karamchand Gandhi મોહનદાસ કરમચંદ ગાંધી موهانداس كرمشاند غاندي

Translated by  María José Hernández Guerrero

 

Editorial del semanario Harijan, fundado y dirigido por el Mahatma Gandhi,  26 de noviembre de 1938

He recibido muchas cartas pidiéndome que exponga mi punto de vista sobre la cuestión árabe-judía en Palestina y la persecución de los judíos en Alemania. Con algunos reparos, voy a aventurarme a verter mi punto de vista sobre este tema tan delicado.

Todas mis simpatías están con los judíos. Los he conocido muy íntimamente en Sudáfrica. Algunos se han convertido en amigos de toda la vida. A través de estos amigos, he llegado a aprender mucho sobre la persecución a la que se han visto sometidos a lo largo de la historia. Han sido, de algún modo, los parias de la cristiandad. La semejanza entre el tratamiento que han recibido por parte de los cristianos y el tratamiento de los parias por parte de los hindúes es sorprendente.

En ambos casos, se ha recurrido a una sentencia de naturaleza religiosa para justificar el trato inhumano dispensado a unos y otros. Aparte de la amistad que me une a algunos de ellos, hay razones de carácter universal que justifican, pues, mi simpatía por los judíos. Pero esta simpatía no me impide ver los requisitos de la justicia.

El llamamiento para la creación de un hogar nacional para los judíos apenas me seduce. Se ha buscado su legitimidad en la Biblia y en la tenacidad de la que han hecho gala los judíos de todos los tiempos al expresar su compromiso con el retorno a Palestina. ¿Por qué no deberían ellos, al igual que otros pueblos de la Tierra, hacer de ese territorio el país en el que nacer y ganarse la vida?

http://tlaxcala-int.org/upload/gal_11925.jpg

Palestina 1938: soldados británicos esculcan a palestinos

Palestina pertenece a los árabes de la misma manera que Inglaterra pertenece a los ingleses o Francia a los franceses. Es injusto e inhumano imponer (una dominación de) los judíos a los árabes. Lo que pasa ahora en Palestina no se puede justificar por ningún código de conducta moral. Los mandatos solo tienen como justificación la última guerra mundial [la Primera, NdT]. Sería, sin lugar a dudas, un crimen contra la humanidad imponer a estos orgullosos árabes que devuelvan Palestina a los judíos como hogar nacional, ya sea de manera parcial o en su totalidad. Una alternativa más noble sería insistir en un tratamiento justo para los judíos donde quiera que hayan nacido o crecido. Los judíos nacidos en Francia son franceses.

Si los judíos no tienen otro hogar nacional más que Palestina, ¿quiere esto decir que van a aceptar la idea de verse forzados a abandonar otros lugares del mundo donde se han asentado? ¿O es que quieren una doble patria en la que puedan quedarse según deseen? La reivindicación de un hogar nacional para los judíos ofrece una justificación presentable a Alemania, que los expulsa. Pero la persecución alemana a los judíos no tiene precedente en la historia. Los tiranos de antaño nunca se dejaron llevar por su locura tanto como Hitler, quien continúa haciéndolo con un celo religioso, proclamando una nueva religión hecha de un nacionalismo militante y exclusivo, en nombre del cual cualquier inhumanidad se vuelve un acto humanitario para ser recompensado aquí y ahora.

http://tlaxcala-int.org/upload/gal_11927.jpg

"¡Adelante hacia Palestina!": juego de la oca antisemita comercializado en Alemania en 1938. La finalidad del juego, llamado “¡Judíos fuera!”, consiste en atrapar tantos judíos como sea posible y expulsarlos de la ciudad imaginaria.

El crimen de un joven líder, sin duda intrépido pero completamente loco, se está imponiendo al conjunto de su etnia con una ferocidad increíble. Si alguna vez una guerra se pudiera justificar en nombre de la humanidad, y por ella, estaría complemente justificada una guerra contra Alemania con el fin de prevenir la persecución deliberada de toda una raza humana. Pero yo no creo en ninguna guerra. Por lo tanto, debatir los pros y los contras de tal guerra está, para mí, fuera de lugar.

Pero, si no puede haber una guerra contra Alemania, incluso por un crimen como el que se ha cometido contra los judíos, tampoco puede plantearse ninguna alianza con este país. ¿Cómo puede haber una alianza entre una nación que reivindica la defensa de la justicia y la democracia y una nación que se declara enemiga de ambas? ¿O es que Inglaterra se está deslizando hacia una dictadura armada con todo lo que eso comporta?

Alemania está enseñando al mundo cómo utilizar eficazmente la violencia cuando no se ve trabada de hipocresía ni débilmente enmascarada de humanismo. Enseña, al mismo tiempo, cómo su violencia resulta terrorífica y feroz en su desnudez. ¿Pueden los judíos resistir a esta organizada y vergonzosa persecución? ¿Tienen algún modo de preservar su dignidad y no caer en la desesperanza y el desamparo? Apuesto a que sí. No hay nadie con fe en un dios vivo que pueda sentirse impotente o desamparado. Jehová, el dios de los judíos, es más personal que el dios de los cristianos, los musulmanes o los hindúes; aunque en realidad se trate, en esencia, del dios común a todos los creyentes, es su único Dios, sin asociado  y sin necesidad de descripción. Puesto que los judíos atribuyen a Dios una personalidad y creen que Él gobierna todos sus actos, no deberían sentirse impotentes.

Si yo fuese judío y nacido en Alemania, si me ganase allí la vida, proclamaría que Alemania es mi país, en la misma medida que lo es del ario más perfecto. Y le desafiaría a matarme o arrojarme al calabozo; me opondría a ser expulsado o a humillarme aceptando su trato discriminatorio. Y para hacer esto, no esperaría a que otros judíos se unieran a mí en la resistencia civil, sino que tendría la certeza de que al final el resto seguiría mi ejemplo.

Si un solo judío o todos aceptasen la fórmula que se les propone aquí, su situación no sería peor que la actual. Y un sufrimiento aceptado voluntariamente les aportará una fuerza y una alegría interiores que no podrá proporcionales una lluvia de resoluciones de apoyo adoptadas por el mundo fuera de Alemania. De hecho, aunque Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos llegaran a declarar hostilidades a Alemania, estas no podrían producir ninguna alegría interior, ninguna fuerza interior. La violencia calculada de Hitler puede llevar incluso a una masacre general de los judíos como primera respuesta a la declaración de esas hostilidades. Pero si el alma judía estuviera preparada para el sufrimiento voluntario, incluso la masacre que he imaginado se podría transformar en una jornada de acción de gracias y de alegría, ya que el Eterno habría forjado la liberación de la raza a través, incluso, de las manos del tirano. Y es que, para quien teme a Dios, la muerte no causa terror. Es un sueño feliz que será seguido de un despertar feliz, tanto más restaurador cuanto más largo sea el sueño.

No es necesario que insista en que es más fácil para los judíos que para los checos seguir esta fórmula. Y tienen en la campaña de satyagraha india de Sudáfrica un paralelismo exacto. Allí los indios ocupaban exactamente el mismo lugar que los judíos ocupan en Alemania. Su persecución tenía, también, una connotación religiosa. El presidente Kruger acostumbraba a decir que los cristianos blancos eran los elegidos de Dios y que los indios eran seres inferiores creados para servir a los blancos. Una clausula fundamental de la Constitución del Transvaal establecía que no debía haber igualdad entre los blancos y las razas de color, asiáticos incluidos. Allí también se confinaba a los indios en guetos llamados locaciones. El resto de dificultades eran muy parecidas a las de los judíos de Alemania. Los indios, al principio solo un puñado, recurrieron a la satyagraha sin el apoyo del mundo exterior o del Gobierno indio. Los funcionarios británicos, por supuesto, intentaron disuadir a los satyagrahis de que emprendieran esa vía. La opinión mundial y el Gobierno indio acudieron en su ayuda después de ocho años de lucha. Y se consiguió a través de la presión diplomática y no mediante una amenaza de guerra.

http://tlaxcala-int.org/upload/gal_11926.jpg

Thambi Naidoo, líder satyagrahi, habla en un mitin que reunió a más de 6.000 personas en el campo de futbol indio de Durban, durante la satyagraha de 1913. Una propuesta de ley para declarar ilegales todos los matrimonios no cristianos desencadenó la última campaña de resistencia de Gandhi en Sudáfrica, la de mayor repercusión (hubo toda un serie desde 1906 a 1914 dirigidas contra todas las discriminaciones que padecían los indios en el país del futuro apartheid). Foto extraída de 'Gandhi', de Peter Ruhe, ediciones Phaidon.

Y ahora unas palabras a los judíos de Palestina. No tengo ninguna duda que de que se equivocan. La Palestina bíblica no corresponde a ningún territorio geográfico. Está en sus corazones. Pero si tienen que considerar la Palestina geográfica como su hogar nacional, resulta un pecado inexpiable entrar en ella bajo la sombra de las armas británicas. Un acto religioso no puede ser llevado a cabo con bayonetas y bombas. Pueden asentarse en Palestina solo con el consentimiento de los árabes. Deben esforzarse en llegar al corazón de los árabes.

El Dios que gobierna los corazones árabes es el mismo que gobierna los corazones judíos… Encontrarán la opinión del mundo a su favor en cuanto a sus aspiraciones religiosas. Hay cientos de maneras de razonar con los árabes si descartan la ayuda de las bayonetas británicas. Tal y como se están desarrollando las cosas, serán cómplices de los británicos en la espoliación de un pueblo que no les ha hecho nada malo a ninguno de los dos. No defiendo los excesos árabes, me habría gustado que hubiesen elegido el camino de la no violencia para resistir ante lo que consideran justamente como una agresión incalificable a su país. Pero según los cánones del bien y del mal, nada se puede decir en contra de la resistencia árabe contra esta enorme injusticia.

Dejemos que los judíos, que se proclaman como el pueblo elegido, demuestren este título tomando el camino de la no violencia para reivindicar un lugar en esa tierra. Todos los países son su país, incluida Palestina, no como consecuencia de una agresión sino en virtud de un servicio altruista hacia el prójimo. Un amigo mío judío me mandó un libro llamado “La contribución judía a la civilización”, escrito por Cecil Roth, que da una idea de lo mucho que los judíos han aportado al mundo en la literatura, el arte, la música, el teatro, la ciencia, la medicina, la agricultura, etc. Con un legado así, el pueblo judío puede rechazar que se le considere la escoria de Occidente, se le desprecie o se le trate con condescendencia. Puede llamar la atención y ganarse el respeto del mundo mostrándose digno de ser el pueblo elegido de Dios, en lugar de hundirse como la bestia olvidada por Dios. Puede añadir, a sus numerosas e inestimables contribuciones (a la humanidad), otra, suprema: la acción no violenta.

http://tlaxcala-int.org/upload/gal_11855.jpg

Gandi en el Muro del Apartheid en Palestina





Courtesy of Tlaxcala
Source: http://bit.ly/1wmXtUd
Publication date of original article: 24/10/2015
URL of this page : http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=16313

 

Tags: GandhiJudíosPalestinaSionismoNo violeniciaSatyagrahaIndios SudáfricaHistoria PalestinaIndiaColonialismoImperialismo británicoAlemaniaNazismoPersecuciones racistas
 

 
Print this page
Print this page
Send this page
Send this page


 All Tlaxcala pages are protected under Copyleft.